El Salón de Actos de la Caja Rural del Villar acogió la 5ª edición de Tardes ConCiencia.

El pasado sábado 25 de agosto tuvo lugar en Villar del Arzobispo la quinta jornada de este evento inventado por Fernando Montero Castellano, compañero de Bachiller de quien esto escribe y Ex Director del Colegio de Primaria Fabián y Fuero de Villar del Arzobispo, ahora jubilado. Una forma de divulgar a la sociedad villarenca sus “jóvenes valores”, de la cual fue el encargado de presentar a los intervinientes y recordarnos cómo nació esta iniciativa que presenta al municipio a una serie de jóvenes que -habiendo sido formados en los colegios públicos del pueblo- han destacado en sus estudios y en su vida laboral. En las cuatro ediciones anteriores ya inter­vinieron una docena de jóvenes de ambos sexos.

El acto, patrocinado por Ateneo Cultural de Villar y la Fundación Caja Rural del Villar, contó en esta ocasión con Luz Elena Moreno Porter que se licen­ció en Derecho por la Universidad de Valencia y desde hace dos años es Fiscal de Medio Ambiente en la Audiencia Provincial de Castellón, y a Roberto Alegre Usach que, en la actualidad, continua sus estudios de Ingeniería Aeroespacial en la compañía AirBus en Inglaterra. El pre­sen­tador destacó finalmente que en la Comunidad Valenciana nuestro pue­blo es el que más licenciados/as tiene por habitante, aunque este alto va­lor inte­lectual no revierte después en el crecimiento económico de Villar.

Luz Elena fue muy parca en su breve intervención. Ganó la oposición a la Administración del Estado en la Sección de Medio Ambiente en la Audiencia Provincial de Castellón y, básicamente, se limitó a decir que sus funciones son defender la legalidad vigente en materia medioambiental  y los derechos de los ciudadanos. Fue en el turno de preguntas donde hubo de responder a algunas preguntas del público para aclarar algunos aspec­tos de su trabajo.

De izquierda a derecha: Roberto Alegre Usach, Fernando Montero y Luz Elena Moreno Porter. Foto: César Salvo.

Roberto, que fue Medalla de Oro en la Olimpiada de Físicas y Matemáticas de 2008, ingresó en la Universidad Politécnica de Valencia y cuenta con el mejor expediente de su especialidad. En 2016 y tras ganar la Beca de La Caixa se trasladó a estudiar a la Cranfield University, situada al norte de Londres y disfruta de sus estudios del Máster de Propulsión Aeroespacial en Bristol, donde recibe una educación muy completa en el Programa para Graduados, que consiste en recibir educación global de su especialidad durante dos años en diversos departamentos, además de formación hu­ma­na y trabajo en equipo. Tuvimos el placer de asistir a su interesantísima exposición en Power Point con el título “Qué no vemos cuando volamos”.

    César Salvo

Cronista de Villar del Arzobispo

Anuncios

Una réplica de la estatua de Fray Margil erigida en Guadalupe (Zacatecas, México) llega a Valencia.

Conocí la existencia del franciscano valenciano en septiembre de 2017, durante un viaje a México con otros siete cronistas españoles y en una visita que hicimos al Convento de Guadalupe, en la ciudad del mismo nombre, situada a cinco kilómetros de la ciudad de Zacatecas (capital del estado). La visita comenzó en una antesala del monasterio donde nos mostraron nueve objetos que habían pertenecido al franciscano que fundó este Colegio de Propaganda Fide en el último cuarto del siglo XVII. Le llamaban Fran Antonio Margil de Jesús, había nacido en Valencia en 1657 y llegó a México en 1683. Fue como si me hubiesen dicho que nació en mi pueblo, pues un resorte en mi interior me impelió a hacer mío a este paisano que es venerado como santo en esta república centro­ame­ricana… De vuelta en el hotel me había marcado el objetivo de dar a conocer a los valencianos la figura de este ilustre franciscano al que el Papa Gregorio XVI nombró Venerable en 1836 y que, en la actualidad, se encuentra en proceso de Beatificación.

Junto a Bernardo del Hoyo, cronista de Guadalupe, durante la explicación sobre Fray Margil en Guadalupe (Zacatecas, México), septiembre 2017.

No obstante, las cosas no fueron tan fáciles como pensaba y a los intentos que hice a mi llegada a Valencia de participar del descubrimiento a la ciudad a través del Ayuntamiento, no obtuvieron los frutos esperados y comenzamos un nuevo año… En febrero de 2018 recibí un correo de la organización guadalupana, en el cual se me invitaba formalmente a parti­ci­par en el I Foro Internacional sobre el Humanismo de Fray Antonio Mar­gil de Jesús, que tuvo lugar los días 26 y 27 de marzo en la ciudad de Guadalupe. Un reto que me animó a investigar sobre sus años en la ciudad valentina y a lo largo del antiguo Reino de Valencia y participar –abriendo las comunicaciones en el espectacular escenario de la Capilla de Nápoles del Convento de Guadalupe- con una conferencia titulada Infancia y Juventud de Antonio Margil Ros. Durante todo ese tiempo me he ido im­pregnando de la vida ejemplar del fraile valenciano, fiel a la Regla Fran­ciscana que recorrió más de 10.000 kilómetros (por eso fue llamado “El de los pies alados”) evangelizando la enorme región entonces conocida como Mesoamérica.

Momento de mi intervención en la Capilla de Nápoles. Guadalupe (Zacatecas, México), 26 de septiembre de 2017.

Siguiendo con el empeño de que Valencia conozca ampliamente la vida de este insigne valenciano. El 7 de mayo de 2018, el periódico de la Comunidad Valenciana Levante-EMV publicó un extenso reportaje sobre el franciscano valenciano, pero ya sabemos que una nota de prensa es efímera y rápidamente se olvida. En la segunda ocasión que visité Guadalupe y antes de comenzar el acto cívico que culminaría con la develación de la escultura monumental me presentaron al escultor mexi­cano Carlos Espino y, dado que en dicho acto les fueron entregadas sen­das réplicas en pequeño formato de la escultura al Sr. Gobernador de Es­ta­do de Zacatecas, al Sr. Alcalde de Guadalupe y al Provincial de los Fran­cis­canos de México, Guatemala y Panamá, le pedí si sería posible que en Valencia pudiéramos –de momento- tener una imagen de Fray Margil, como popularmente es conocido en tierras mexicanas. La verdad es que hemos de estar agradecidos a este magnífico y reconocido escultor por su deferencia y prontitud tanto en aceptar el encargo como en la realización de la cuarta réplica del original.

El cronista con el escultor Carlos Espino, con la estatua de Fray Antonio Margil de Jésus. Guadalupe (Zacatecas, México, marzo 2018).

En la foto podemos observar la cuidada factura de la escultura

Y así ha sucedido, pues hace uno días llegó el paquete que contenía la escultura de bronce con un Certificado de Autor donde reseña que está fundida en bronce “a la cera perdida” y que tiene un tamaño 55x30x23 cm. Mi contacto franciscano en Valencia es fray Benjamín Agulló, cronista de la Orden Franciscana en Valencia y que fue Presidente hasta hace poco de la Real Academia de Cultura Valenciana. Con él he mantenido diversas reuniones y hemos convenido revisando las diferentes opciones para hacer entrega de esta escultura, finalmente nos hemos decantado por que  sea la Iglesia de los Santos Juanes (de San Juan del Mercado en el siglo XVII) quien custodie la imagen, dado que fue su parroquia y allí fue bau­tizado en 1657, en la Capilla de San Juan Bautista. Para ello, estamos progra­mando el acto de “Entronización” para el otoño; cuando ello suceda ya daremos cumplida cuenta.

    César Salvo

Cronista de Villar del Arzobispo

La Associaçao Recreativa e Musical Amigos da Branca recala en El Villar camino del Certamen de Valencia

El pasado jueves, 19 de julio, la UMSC de Villar del Arzobispo acogió a la banda amiga portuguesa de la ciudad de Branca. En un principio iba a realizar un concierto el día 20, pero una contingencia impidió que así fuera y se cambió el evento por un ensayo general en nuestro Salón de Con­ciertos. Tras la finalización del mismo tuvo lugar en el Salón de Verano una cena de hermandad con el centenar de músicos portugueses y acompa­ñantes y miembros de la Junta Directiva de la UMSC, que consistió en cuatro paellas cocinadas bajo el mando del clarinetista Vicente Martínez Cantóde más de treinta plazas que fueron degustadas y alabadas por los amigos lusos. Al término de la cena se intercambiaron entre ambos presidentes unos presentes de amistad. Nuno Silva entregó a Joaquín Usach una medalla conmemorativa y unas publicaciones turísticas de Branca, mien­tras este hizo entrega a su colega de dos estuches de vino de nuestra tie­rra.

De izquierda a derecha: Paulo Martins (director), Nuno Silva (Presidente ARMAB), Joaquín Usach (Presidente USMC) y Vicente Fabegat (directivo). Foto: César Salvo.

Un momento del ensayo del centenar de músicos lusos. Foto: César Salvo

Se marcharon pronto, pues estaban cansados del viaje de más de trece horas, no sin antes quedar citados en el Palau de la Música de Valencia don­de el sábado actuarían en la Sección Primera del 132 Certa­men Internacional de Bandas de Música Ciudad de Valencia 2018 y fuimos invitados a cenar con ellos después del concierto. Y así fue, una represen­tación de ocho directivos de la UMSC. Los amigos portugueses competían con la Banda de Música Municipal de Silleda (Pon­tevedra) y la Banda Mu­ni­cipal de Música de Punta Umbría (Huelva), y actuaban en tercer lugar… Y nuestros amigos se alzaron con el triunfo con un total de 370 puntos, 25 más que segundos, los músicos de Silleda… La alegría de los músicos lusos la hicimos nuestra, y con ellos cantamos, bebimos y reímos. Fuimos andando hasta el cercano  hotel donde se hospedaban, entre bromas, risas y cánticos que ofrecían a los transeúntes la desbordada alegría que les inundaba tras haber ganado el Certamen.

Presidente y Director con el premio obtenido. Foto: César Salvo

Cenamos en un ambiente festivo de brindis y dedicatorias, de alardes báquicos y de júbilo incontenido. Nos despedimos de madrugada, pero no tarde, conscientes de que ellos partirían el domingo por la mañana hacia su tierra y expresando el deseo conjunto de vernos en el mes de octubre en Branca.

    César Salvo

Cronista de Villar del Arzobispo

 

Más de 1.200 personas llenan la plaza de la Iglesia de Villar del Arzobispo en el concierto de Carmina Burana.

Enmarcado en el evento anual “Con la Música a otra parte”, el pasado sábado 7 de julio, tuvo lugar en nuestro pueblo del Concierto Extraordi­nario de la obra Carmina Burana, de Carl Orff. El evento contó con la colaboración del Coro Veus Juntes de Quart de Poblet (bajo la dirección de Pablo Gimeno Capella) y un Coro Participativo formalizado en el mes de marzo con cantantes locales y algunos de pueblos vecinos, además de los cuarenta niños y niñas del Coro de Voces Blancas con alumnos de la Escuela de Música de la Unión Musical Santa Cecilia, la primera y más importante entidad cultural de este municipio serrano.

El Coro Participativo en el Salón de Conciertos de la UMSC. Foto: César Salvo.

Este evento nació de la propuesta de nuestro director, Luis Serrano Alar­cón a principios de año, que la Junta Directiva aceptó de inmediato. Por medio de redes sociales se hizo un llamamiento a quien quisiese cooperar en este ambicioso proyecto. Casi cien personas se apuntaron a este Coro Participativo, que incluye a varias personas de otros pueblos de la comar­ca de La Serranía, bajo la batuta de una de las mujeres pioneras de la Banda UMSC: Aure Faubel (antigua timbalera y, desde que dejó el pueblo, cantante y profesora de canto); sin duda ninguna ha sido la artífice de que en poco más de tres meses esta bella pero difícil composición de Carl Orff estuviese a punto para el día indicado.

El Alcalde, Vicente Portolés, con el barítono. Foto: César Salvo.

El Presidente, Joaquín Usach con la soprano. Foto: César Salvo.

 

Aspecto de la plaza durante el concierto (foto: Juana Estevan)

El Director de la Banda UMSC con la Directora del Coro Participativo, Aure Faubel. Foto: César Salvo.

En la plaza no cabía un alfiler, el público la abarrotaba incluso de pie, pero es que las calles aledañas y sin que se pudiera ver ni a la orquesta ni al coro se llenaron de “oyentes” que asistieron al extraordinario evento musical. Los antiguos muros del Palacio Prelacial y de la Iglesia Arzobispal fueron testigos mudos del silencio que se creó para comenzar con el ¡Oh Fortuna! Los cantantes solistas, que fueron muy aplaudidos a pesar de su corta intervención: estuvieron sencillamente geniales: Vicente Antequera, barítono y Aurora Peña, soprano.

Mientras el director, cantantes y miembros de los coros se cambiaban, una docena de personas recogieron las sillas, atriles e instrumentos para dejar la plaza expedita. A continuación, en el Salón de Verano de la UMSC tuvo lugar un cumplido resopón amenizado por un grupo de músicos destinado a todo el personal que había colaborado y acompañantes. La fiesta continuó hasta el amanecer, no sin antes haber concluido con que el proyecto del Coro Participativo debe formalizar en el próximo otoño ya como una realidad, algo por lo que la Junta Directiva de la UMSC va a apostar fuerte hasta que se consolide.

César Salvo

Cronista de Villar del Arzobispo

 

El pueblo de Villar y la congregación carmelitana celebran las Bodas de Oro de una carmelita villarenca.

Ayer domingo, 1 de julio, la comunidad carmelitana de Villar del Arzo­bispo celebró junto a numerosos vecinos los 50 años de profesión religiosa de Carmen Estevan López o lo que es igual, la hermana Carmen Teresa de Jesús. Con una iglesia abarrotada y ambiente caluroso asistimos a la misa conmemorativa de los cincuenta años que nuestra vecina y amiga entró en el Convento de Carmelitas Descalzas. Era el mes de julio de 1968 y ella la primera villarenca en entrar en dicho convento: fuera del bullicio urbano, apartada del mundanal ruido, pero junto a su pueblo.

Sor Consuelo, la Madre Superiora acompaña a Sor Carmen Teresa de Jesús en la renovación de sus votos. Foto: César Salvo.

La ceremonia, oficiada por el párroco de la localidad, D. Raúl García, contó con la presencia del prior de los carmelitas valencianos y, además de dos sacerdotes de la localidad de media docena más que acompañaron los oficios religiosos. Nuestra Hermana Carmen estuvo acompaña en todo momento por su ahijada, Juana Estevan Adrián, quien realizó una breve semblanza de su madrina.

Una vez finalizado al acto religioso la congregación ofreció un refrigerio a los asistentes, que paliaron el calor con los refrescos en un ambiente de cordialidad y armonía acorde con el lugar. Desde estas páginas del blog villarenco queremos felicitar a Carmen, como vecina y amiga, y desearle muchos años de vida junto a sus hermanas para que pueda seguir su espiritual y callada labor cristiana.

César Salvo

Cronista de Villar del Arzobispo

El Ayuntamiento de Pedralba nombra Cronista de la Villa al reconocido historiador José Vicente Martínez Perona.

El Pleno del Ayuntamiento y como tercer punto del orden del día, presentó la propuesta de nombramiento de Cronista Oficial de la Villa al pedralbino José Vicente Martínez Perona, viejo conocido de La Serranía por sus aportaciones históricas sobre la comarca desde los años 80 del pasado siglo.

El acto contó con la presencia del Presidente de la Asociación de Cronistas Oficiales del Reino de Valencia, D. Francisco de Paula Momblanch, al cual acompañaban el Secretario de dicha entidad, D. Josep Ramon Sanchis, y el vocal de La Serranía y cronista de Villar del Arzobispo, D. César Salvo.

En el centro el nuevo Cronista de la Villa, flanqueado por el Presidente de ACORV, D. Fco. De Paula Momblanch y el alcalde, D. Roberto Serigó, junto al resto de ediles e invitados. Foto: Encarna Taberner.

Aprobada la propuesta tras la lectura de méritos del cronista propuesto por parte Dª Inmaculada Carsi, se pasó a votación la misma y fue aprobada por unanimidad de los ediles presentes, y en la cual se abstuvo -por ser concejal del PSOE- el propio Martínez Perona. A continuación el ya nuevo Cronista Oficial de Pedralba, además de agradecer el carácter unánime de la decisión de la Corporación Municipal, ofreció a los presentes una amplia reseña de aquellos personajes en la Historia de Pedralba que sin haber sido nombrados oficialmente habían realizado de alguna manera crónicas sobre el municipio ribereño, para acabar ponderando la labor del que fuera en los años 50 el primer Cronista de la Villa, D. Daniel Moreno.

César Salvo

Cronista de Villar del Arzobispo

Loriguilla celebra el 50 Aniversario del traslado del pueblo con un Encuentro de Bandas de Música.

El pasado sábado, 23 de junio, tuvieron lugar esta localidad de nombre serrano que desde hace cincuenta años está ubicada en nuestra comarca vecina del Camp de Túria, los actos conmemorativos del traslado del pueblo y otros eventos alrededor de la celebración de la festividad de San Juan Bautista, patrono de la población.

En el encuentro desfilaron las agrupaciones musicales serranas de: Alcublas, Aras de los Olmos, Chelva, Sot de Chera y Villar del Arzobispo; las de Domeño y Loriguilla que aún siendo serranas, se ubican ahora en la comarca del Camp de Túria; y también las de Vilamarxant y Almàssera; y aunque no con su banda, desfilaron también los abanderados de las de Chulilla, Higueruelas, Pedralba y Titaguas.

La Banda UMSC entrando en la plaza donde se celebró la parada musical. Foto: Prensa Loriguilla.

Cada Banda interpretó dos pasodobles, uno en el desfile que se hizo por las calles de la población hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento y otro en la parada que se hizo en ese punto , donde el Alcalde impuso a los banderas de las bandas un banderín y al presidente un socarrat conmemorativos del evento.

Al acto asistieron los alcaldes de Alcublas, Riba-roja de Túria, Vilamarxant, Benaguasil, Benissanó, Domeño, Chulilla, Losa del Obispo y Sot de Chera, así como la diputada provincial, Mercedes Berenguer.

El Alcalde de Loriguilla, Sergio Alfaro, entre la abanderada de la UMSC y su presidente, Joaquín Usach. Foto: Prensa Loriguilla

Una vez finalizada la parada, las nueve bandas, congregadas en la plaza y distribuidos los músicos por cuerdas, se interpretó el pasodoble Serranos del Turia, del compositor García Navarro bajo la batuta del director de la Sociedad Musical San Juan Bautista de Loriguilla, Manuel Carrión Máñez y se finalizó con el Himno a Valencia del maestro Serrano. Los actos, ya entrada la noche, se cerraron con un copioso Vino de Honor ofrecido por el Ayuntamiento que sirvió de relax a los esforzados músicos.

César Salvo

Cronista de Villar del Arzobispo